Deducí ganancias con el seguro de tus empleados

ganancias empresas impuesto seguros

Se multiplica la deducción de ganancias por seguros de vida para las empresas

 

Como ya habíamos adelantado en esta nota, a través del Decreto 59/2019 se modificaron los montos máximos y la modalidad de deducción de las primas de seguros de vida, seguros de vida con ahorro y seguros de retiro de la base imponible del Impuesto a las Ganancias, tanto para personas como para empresas.

Como fue confirmado por la AFIP a través de este cuadro explicativo, ahora los empleadores podrán deducir el 100% de las primas que paguen en concepto de un seguro de vida para sus empleados de la base imponible del impuesto a las ganancias de su empresa.

 

deducciones empresas

 

¿Cómo funcionan las deducciones?

Las deducciones por seguros de vida en el Impuesto a las Ganancias se aplican sobre la base imponible de una persona o de una empresa. Esto quiere decir que el monto de descuento no se aplica sobre el pago final, sino sobre la base de cálculo.

Por otra parte, quien podrá deducirse el seguro es siempre y sin excepción, el pagador. Si una empresa contrata un seguro para sus empleados, pero no es ella quien se hace cargo del pago, no podrá efectuar la deducción del Impuesto a las Ganancias.

 

 

Una fuerte ventaja para las empresas

Para las empresas y empleadores esta noticia es muy beneficiosa. Si una empresa es empleadora, tomadora y pagadora de un seguro de vida colectivo para sus empleados podrá deducirse el total de las primas pagadas durante el período fiscal, sin límite.

Esta modalidad representa una oportunidad sin precedentes para fomentar la contratación de los seguros orientados a la Ley Contrato de Trabajo y los seguros que cubren los distintos Convenios Colectivos de Trabajo, como el Seguro de Convenio Mercantil, dado que la normativa abarca a todos los seguros colectivos y no excluye a los de “obligaciones patronales”.

Sí, ya que, por ejemplo, según la Ley 20.744 de Contrato de Trabajo, los empleadores están obligados a indemnizar a sus empleados o derechohabientes en caso de fallecimiento o incapacidad total y permanente. Los montos de indemnización son de medio sueldo por año trabajado en caso de fallecimiento y de un sueldo por año trabajado en caso de invalidez. Contratar un seguro que permita al empleador hacer frente a esta indemnización es una oportunidad para aplicar la deducción del impuesto a las ganancias mientras se está cumpliendo la obligación patronal.

Además, existe otra gama de seguros de vida colectivo orientados a proteger la vida de los empleados, que las empresas pueden contratar como beneficio adicional, ayudándote a fidelizar a tu personal.

 

Otros casos de contratación

Ahora, si la organización contratante no es empleadora pero sí la pagadora del seguro, aplican los mismos montos límite de deducción que para los seguros individuales, por empleado. Este es el caso, por ejemplo, de las cooperativas de trabajo, clubes, etc.

  • Año 2019: hasta $12.000
  • Año 2020: hasta $18.000
  • Año 2021: hasta $24.000

 

Finalmente, si la empresa es empleadora y tomadora, pero descuenta el monto del seguro del recibo de sueldo a los empleados, son ellos quienes, como pagadores del seguro, podrán efectuar la deducción con los mismos montos que para seguros individuales:

  • Año 2019: hasta $12.000
  • Año 2020: hasta $18.000
  • Año 2021: hasta $24.000

 

Hoy más que nunca el seguro de vida es un instrumento de planificación familiar que te permite, como empleador, cumplir el importante rol social de proteger el estilo de vida de las familias.

Ponete en contacto con nosotros o con tu Productor Asesor de Seguros para conocer la mejor opción para vos.

Notas Relacionadas

Notas